La batería


Composición

La batería oficial del Grupo Muzenza está compuesta por:

  • tres berimbaus:
    • un berimbau viola (agudo)
    • un berimbau medio
    • un berimbau berra-boi (grabe)
  • dos pandeiros de piel
  • un atabaque de piel
  • un agogô de castanha

Nota: a partir de 2010, el agogô pasó a formar parte de la batería oficial del Grupo Muzenza.

Disposición

Y ha de estar dispuesta como se muestra en la fotografía (en breve). Si se observa de frente la batería el orden sería, de izquierda a derecha:

  • un agogô
  • un pandeiro
  • un berimbau viola (agudo)
  • un berimbau gunga (grave)
  • un berimbau medio
  • un atabaque
  • un pandeiro

Características de los instrumentos

Para que un instrumento pueda formar parte de la batería oficial del Grupo Muzenza, ha de tener las siguientes características:

El berimbau

La verga de los berimbaus no ha de estar pintada, sólo barnizada. Ha de ser de madera de beriba o similar, midiendo 8 palmos.

Verga de un berimbau

Las banquetas deben de ser de madera, lijadas y medir aproximadamente 40 cm.

Baqueta de un berimbau

Las calabazas (cabaça) deben ser preparadas, lijadas y barnizadas (no han de pintarse).

Calabaza de un berimbau   Interior de una calabaza de un berimbau

El alambre (arame) del berimbau debe de ser sacado del neumático de un coche sin quemarlo.

Alambre de un berimbau

Otros elementos que conforman el berimbau, el doblón (dobrão) y el caxixi:

Doblón que forma parte de un berimbau   Caxixi que forma parte de un berimbau   Caxixi que forma parte de un berimbau

El pandeiro

Los pandeiros son de madera y piel con 10 sonajas:

Pandeiro visto desde arriba   Pandeiro visto desde abajo   Pandeiro visto desde un lado

El atabaque

Los atabaques deben de ser de madera con piel de cabrito o de buey y con pie de madera.

Atabaque   Atabaque

El agogô

El agogô ha de ser un agogô de castanha, hecho de madera y con una baqueta a su vez de madera.

Cuidado de los instrumentos

Se recomienda que los instrumentos se guarden en fundas de piel o similar, para mantenerlos lo más cuidados posible.